domingo, 22 de julio de 2007

Ibrahim Ferrer, no morirás...

Disco: Mi sueño
Artista: Ibrahim Ferrer
Sello: Discos Corason

Por Miguel G. Galicia

Es la hora de los muertos y afuera llueve sin cesar; en mi mano sostengo una copa de vino tinto. La voz cadenciosa de Ibrahim Ferrer inunda la habitación mientras pienso. “¿Por qué mueren las buenas personas? O peor aún, ¿por qué mueren los buenos cantantes? Quizás esa respuesta jamás llegue a mí.

Ibrahim Ferrer soñó que grababa un día un disco donde el bolero fuera el rostro y cuerpo. Finalmente le fue cumplido tal anhelo: MI SUEÑO, su disco póstumo, se escucha y huele a tierra mojada. Y es que la docena de rosas que componen este plato han sido regadas por la voz de este hombre eterno de piel morena.

Termino el caldo y mientras repito la dosis Ibrahim me recuerda, reitera que el amor duele como brazo amputado: “Cada noche un amor distinto amanecer diferente visión, pero dentro de mi, todo tu amor quedó. Oye te digo en secreto que te amo de veras, que sigo de cerca tus pasos, aunque tú no quieras, que siento tu vida por más que te alejes de mi, que nada ni nadie hará que mi pecho se olvide de ti…”.

Poco a poco Ferrer ilumina mi camino con sendos fanales: Dos almas, Si te contara, Melodía del río, Cada noche un amor, Deuda, Uno, Convergencia, Quiéreme mucho, Perfidia, Copla guajira, Quizás, quizás, Alma libre.

Sin artificios de ningún tipo, acompañado por parte de su familia como Rubén González, Orlando Cachaíto López, Ramsés Rodríguez, Roberto Fonseca entre otros; Ibrahim Ferrer demuestra el porqué ya desde aquella magistral interpretación de la inolvidable canción “Dos gardenias” —cuando cautivó al mundo el Buena Vista Social Club—, la vida y él tenían que saldar la deuda de realizar una producción como ésta.

La noche se cierra y la lluvia cae más pesada aún. Ibrahim no deja de aleccionarme dándole voz a gente como Agustín Lara, Ruben González, Luis Marquetti, Manuel Medeiros, Enrique Santos Discépolo, Mariano Mores, Marcelino Guerra, Bienvenido Julián Gutierrez, Agustín Rodríguez, Gonzalo Roig, Alberto Domínguez, Osvaldo Farrés, Juan Bruno Tarraza.

Hasta el último acorde el eterno cantante parece sonreirme desde el fondo de la habitación; se despide como alma libre. La lluvia amaina su pertinaz caída. Ibrahim Ferrer y su disco Mi sueño, me hacen recordar a mi madre o mejor dicho su epitafio: “No morirás mientras te recordemos”
…Así sea.
Publicar un comentario

Vienen tiempos nuevos tras elección 2018 en México

Este proceso electoral me está gustando mucho más que otros, por varias razones: —Personas muy queridas han estado sacando su lado más co...