miércoles, 6 de junio de 2012

UN VISTAZO AL FENÓMENO DEL DISCO PIRATA

POR MIGUEL G. GALICIA




La calle Matamoros parte en dos al barrio de Tepito, en la Ciudad de México. Uno puede ingresar a ella por Aztecas, Tenochtitlán, Jesús Carranza o incluso por Florida, González Ortega, Comonfort, aunque en éstas últimas se tenga que rodear un poco.

Ese es uno de los centros de distribución de mercancías ilegales más grandes del país —tan sólo en esa zona se genera un porcentaje enorme del producto pirata que surte a gran parte del mercado en toda la República.

Y caminar por esos laberintos implica un riesgo en sí mismo. Tepito es barrio con vida anterior a la conquista; cuando llegaron los españoles, ya vivían orfebres y artesanos; allí cuentan que durante la conquista los tepiteños peleaban con uñas y dientes contra los invasores. Durante muchos años fue refugio de fayuqueros (quienes comercian con artículos traídos al país de contrabando) Ahora mientras uno se adentra en sus aceras intransitables, siente como si avanzara por un río caudaloso de mil voces, diez mil ofertas; hogar de gente de bien, de ladrones, carteristas, diableros, empleados, compradores y vendedores que han hecho de éste afluente, enclavado en la Delegación Cuauhtémoc, al norte del primer cuadro defeño, su lugar de residencia y modus vivendi.

Cientos de metros de calle que diario reciben miles de visitantes, cobijan gritos cuyo poder hipnótico termina por no ser escuchado; de música estridente, ecléctica de muchos matices; murmullos que se pierden en una selva de lonas, tubos, tablas, botes, cajas, puestos de ropa, zapatos, tenis, perfumería más chafa que original; herramienta y todo lo imaginable listo a ser adquirido.

Cada dos metros hay al menos un puesto de discos y películas piratas; todos lo saben, propios y extraños, tepiteños y forasteros; las autoridades también, cualquiera puede entrar, caminar, preguntar, comprar menudeo y mayoreo, pero todos parecen que han hecho un pacto de no agresión. Todos saludan la luz del día, todos los días de la semana, salvo el martes, del año. Desde la mañana hasta que cae la tarde, con carteles hechos a mano unos y otros, ya más serios, con mantas profesionales, especializados en géneros, formatos, ofertas.

"Llévelos, llévelos a $5.00 pesos al mayoreo (un tercio de dólar, pues la primera semana de junio el peso mexicano amaneció hasta a $14.1786 a la compra y a la venta $14.1924 pesos por cada billete verde), a partir de tres piezas, o por caja hasta de a $5.80 pesos, o menos".




Se ha creado una infraestructura en donde toda la organización se cuida hasta el mínimo detalle: la cadena empieza desde la copia de los CD' s, se embodega, de allí se lleva al puesto para ser exhibido e inundar el mercado. Muchos viven de esto: el que copia el disco, el que los almacena, el empaquetador, el vendedor y, entre otros, el diablero que lleva y trae, que conoce las calles, las bodegas, los puestos.

Así es que la legión de los hombres y mujeres con parche en el ojo y pata de palo, lleva muchos años cobrando factura a las compañías discográficas establecidas, las cuales no han sabido aún cómo hacerle frente a este animal de mil cabezas que poco a poco merma sus ganancias y por ende pone en peligro su estadía en tierras aztecas.

Además de ello habría que agregar los cambios en los hábitos de consumo. Con la llegada de los sites y de las nuevas plataformas sociales y dispositivos para reproducir y compartir música, como el Iphone, los MP3, MP4, teléfonos celulares, han menguado también a la industria fonográfica, la cual empieza a emigrar hacia la venta de temas en formato digital, pero en nuestro país a pasos lentos.





Según información de la Asociación de Productores de Fonogramas y Videogramas (AMPROFON), entidad encargada de aglutinar a las compañías discográficas legales en México, más de un cuarto de todos los ingresos de la industria de la música grabada ahora provienen de canales digitales. Las ganancias en 2009 con ese formato de venta alcanzaron a nivel global $4.2 billones de dólares, un incremento de 12% respecto del año anterior.

Aún hay más pues, informa Amprofon: "En 2011, la industria de la música en México obtuvo ingresos por 781 millones de pesos, con un crecimiento del 33% con respecto a 2010.
"135 millones de Single Tracks fueron adquiridos legalmente por los compradores el año anterior (2010). El número de descargas de canciones supero más de 7 veces a los resultados obtenidos en 2010. Las ventas de álbumes digitales tuvieron un crecimiento del 6% respecto a 2010, con un total de 903 mil álbumes descargados. 516 mil videos musicales fueron descargados de las tiendas online, logrando un incremento del 23% en relación a 2010."

Ahí un punto a favor, pero que aún no es suficiente pues en el país la internet no ha cubierto aún la totalidad de la población. Aún así, los puestos callejeros aumentan día a día. Hasta 2010 se habían ubicado más de 50 mil puntos de venta de discos piratas en el país.
Los sitios donde han asentado sus reales los piratas son el comercio informal: tianguis (mercados de pulgas o rodantes), puestos callejeros, bazares, mercados públicos, los vagones del metro en el D.F.

Para dar una idea sólo en la Ciudad de México existen 10 mil puestos de periódicos, así que los puestos de discos apócrifos tienen cinco veces más desplazamiento que los voceadores. En total más de 122 millones de unidades de producto pirata fueron vendidos en el año 2006 contra aproximadamente 50 millones de unidades legítimas

El impacto económico negativo que provoca este problema por la fuga de impuestos para el erario público en México es alarmante. La riqueza generada por el arte, incluyendo la música, alcanza el 6% del PIB. Otro dato: cada año se pierden, asegura Amprofon, $100 millones de pesos en IVA, y en general en la industria es de $400 millones de dólares, sin mencionar la erosión de la infraestructura musical nacional.

La asociación asegura que "en 2011, las ventas de los formatos físicos de música alcanzaron un total de 29 millones de unidades vendidas, equivalentes a $1,936 millones de pesos. Respecto a 2010, mientras que las unidades vendidas tuvieron un crecimiento del 13%, los ingresos presentaron una baja del 2% debido a la reducción de precios que continúa haciendo la industria discográfica mexicana en estos formatos."
La copia ilegal de música ha encontrado el perfecto caldo de cultivo para arraigarse en nuestra sociedad por varios factores: el precio, el costo de un original no puede competir con la baratez de una copia; los puntos de venta de los ilegales rebasan con cifras estratosféricas a los legales, la competitividad en ofertas y calidad de sus productos, y la poca conciencia del mal que genera a la sociedad.

Si tomamos en cuenta que un disco original calientito, exitoso, tiene un precio en el mercado que rebasa los $100.00 o $150.00 pesos, en promedio, y el mismo Cd, en el mercado negro cuesta sólo $10.00 pesos, o menos, se puede entender rápidamente el por qué se mercan en esa proporción: siete de cada diez CD’s vendidos en México son piratas.






Lo que está detrás de la música…

Es preciso acotar varios puntos que podrían frenar la compulsión por los CD's piratas:
—La venta Disco Compacto Original generan empleos para diseñadores, mensajeros, secretarias, directivos, empacadores, gerentes de producto, choferes, recepcionistas, polis de la entrada, contadores, ingenieros en sistemas, A & R 's -buscadores de talentos-, gerentes y asistentes de promoción radio, de prensa, de televisión, ingenieros de grabación, compositores, productores, fabricantes, salones de baile, tiendas de discos, estaciones de radio y dan oportunidad a cantantes y autores nuevos, fotógrafos, periodistas, diseñadores de imagen...

Hasta la fecha, continúa el informe de AMPROFON, si se divide por zonas la penetración del mundo pirata en nuestro país, podemos encontrar que en la zona centro (Tlaxcala, Puebla, Hidalgo, Morelos, Querétaro y Veracruz) se concentra el mayor índice de venta de este tipo de discos con un 68.1%, mientras que la zona Occidente (Aguascalientes, Jalisco, Colima, Michoacán y Guanajuato) arroja una venta del 61.1%. En el Distrito Federal y el Estado de México la penetración de estos discos es de 58.3%.

Datos ilustrativos y preocupantes, pero, y ese es sólo uno de los múltiples peros de todo este asunto, hay más: según AMPROFON la demanda de discos no originales crece como la espuma porque de un total del 16.9 millones de consumidores de discos en el país, el 54% adquiere exclusivamente discos piratas, el 8% compra discos originales y piratas, es decir de los dos, y el 38% adquiere exclusivamente CD 's originales.






MÁS CARO EL CALDO QUE LAS ALBONDIGAS

¿Pero cuáles son las ventajas y desventajas de adquirir un Disco Compacto original?: Aquí las enumeramos no sin antes advertirle que también haremos lo mismo con el caso del CD copiado:

Ventajas del disco Original

-Calidad de audio

-Materia prima: el disco en excelente estado

-Serigrafía perfecta

-Booklet, librillo impreso con imágenes y texto perfectamente impreso

-Diseño original

-Letras de los temas, agradecimientos, créditos, mensaje de los artistas

-Videos

-Apartados interactivos

-Ligas a páginas de internet oficiales

-Acceso a promociones

-DVD's extra en algunos casos

-VCD's por el mismo precio en algunos casos

-Garantía en desperfectos de fábrica

-Creación de empleos

-Generación de impuestos

-Activación de la economía formal

Ventajas del disco Pirata

-Precio: en promedio cuesta 10 o 15 veces más barato que el original
-La cantidad de temas incluidos: en un disco pirata caben en promedio por lo menos dos veces la cantidad de los temas de un original
-Antologías difíciles o imposibles de conseguir
-Se adelanta casi siempre a la salida del disco original
-Es fácil encontrar temas o discos de artistas que ya fueron descontinuados en tiendas legales


Desventajas del disco original
-Precio: aunque hay ediciones baratas, el promedio por disco no es menor de 60 pesos
-En promedio estos discos tienen una vida útil, se estima, de 20 años


Desventajas del disco Pirata
-Mala calidad de audio
-Los temas aunque son muchos, casi siempre son recortados para ganar espacio
-La portada y contraportada son meras fotocopias de mala calidad
-Faltas ortográficas en los títulos de los temas de la contraportada
-No siempre coinciden los títulos de la contraportada con los temas del disco
-No hay garantía
-Fuga de impuestos por no reportar estados financieros a la Secretaría de Hacienda
-Su corta vida útil, prácticamente es desechable

Como se puede apreciar la balanza se inclina dependiendo del lugar donde se mira porque el principal argumento de quienes compran CD 's copiados, es el precio sin importar la calidad. Si un empleado gana en promedio $500 o $700 pesos a la semana, y un CD original cuesta en promedio $100 pesos, tendría que invertir el 20% de su sueldo, además de sus gastos fijos: renta, comida, luz, ropa... y eso en un solo álbum.

Otro efecto negativo en la economía, ya no digamos en las altas esferas, sino en la vida común y corriente: En los últimos años más del 50% de los puntos de venta legales, aproximadamente 750 tiendas han desaparecido. No pasar por alto que allí trabajaban vendedores, empacadores, bodegueros, cajeros, vigilantes, contadores, por citar unos.
Un poco de Historia...





En una charla realizada en 2004, Ricardo Ramírez, Gerente de Producción de Universal Music, y con 32 años de experiencia en ese rubro, calcula la vida del Disco Compacto en al menos una decena de años.

"El Disco Compacto todavía va a tener una vida larga, seguro surgirán nuevos formatos para reproducir música, por los adelantos tecnológicos que hay en este momento, pero por la experiencia que tengo estoy seguro que no desaparecerá al menos en los próximos siete años". En 2012, aunque ha mermado su venta por las razones antes descritas, el disco continúa expendiéndose en todo el territorio nacional.

El inicio de la era del CD, dice Ricardo Ramírez, "la emprendió Phillips en Hannover, Alemania, en 1981, en la fábrica de Polygram, creando el primer disco compacto para venderse al público. Eso marcó el camino para crear las nuevas normas internacionales que se tuvieron que adoptar desde entonces en la masificación del nuevo formato.

"El salto de un formato a otro -del LP al Disco Compacto- en nuestro país se dio en 1988 cuando Esteban Poliduro instaló la primera fábrica de discos compactos llamada Poliproductos. Al mismo tiempo empezó Sonopress, factoría que hasta la fecha maquila gran parte de los discos compactos de la industria en México. "El reemplazamiento de los antiguos tornamesas por los modernos CD Players, se efectuó rápidamente, seguro pasó en un par de años".

Luego, agrega Ramírez, llegaron los quemadores de discos compactos con tanto éxito que de inmediato su venta se masificó y con ello la piratería hizo su aparición.





Qué es lo que hace que alguien, usted, yo o cualquiera compre un CD pirata, qué es lo que nos impulsa a soslayar datos tan escalofriantes como los antes mencionados. Será la falta de conciencia; del desdén por la calidad; la baratez de una copia mal hecha porque no golpea nuestro presupuesto; que los puntos de venta los tenemos literalmente en la esquina de la casa, en el metro, en el mercado de la colonia; la posibilidad a veces inalcanzable de tener en un CD original -olvídese del precio-; la cantidad de éxitos radiales en un mismo disco; de antologías inasequibles por ser importadas o en muchos casos por estar descatalogadas… O porque el mexicano así es y qué; porque le vale madres que el otro se joda, al fin que lo importante -como dicen por allí- es que hay que tranzar porque los de atrás vienen tranzando; por la falta de empleo, o porque los empleos que genera la piratería dejan más y mejores ganancias a quienes han hecho del mundo bucanero su único modo de supervivencia.

Las causas pueden ser muchas pero lo que sí es un hecho es que como dijo en su momento John Maynard Keynes -teórico inglés de economía-, en su Teoría de la Oferta y la Demanda, una no puede existir sin la otra; esto es, si no hubiera quién comprara música robada, como también se le conoce a ese tipo de grabación, no habría quién los vendiera.



IMÁGENES: ciudadinfinita.files.wordpress.com/ www.clarinveracruzano.com / enlacepgrchiapas.blogdiario.com/ www.nuestramirada.org / www.libertadguerrero.net / 2.bp.blogspot.com
Publicar un comentario

Vienen tiempos nuevos tras elección 2018 en México

Este proceso electoral me está gustando mucho más que otros, por varias razones: —Personas muy queridas han estado sacando su lado más co...